Casos especiales en Argentina

En Argentina, dependiendo del tipo de empresa o persona legal del que se trate, se pueden distinguir regímenes impositivos diferentes. Los principales son los siguientes:

Impuesto a las Ganancias

Grava todas las ganancias obtenidas por los sujetos del impuesto, personas de existencia visible (físicas o naturales) y de existencia ideal (jurídicas)

Residentes del País: Se aplica “Renta Mundial”. Tributan sobre las ganancias netas obtenidas en el país y en el exterior

No residentes: Se aplica “Principio de la Territorialidad o de la Fuente”. Tributan sobre las ganancias netas de “fuente argentina”, es decir sobre las obtenidas en el país.

En el caso de las empresas sin fines de lucro, las mismas están exentas del gravamen: Las ganancias de las asociaciones deportivas y de cultura física, siempre que las mismas no persigan fines de lucro, exploten o autoricen juegos de azar y/o cuyas actividades de mero carácter social priven sobre las deportivas. La exención establecida se extenderá a las asociaciones del exterior, mediante reciprocidad.

Las ganancias de las instituciones internacionales sin fines de lucro, con personería jurídica, con sede central establecida en la República Argentina. Asimismo se consideran comprendidas las ganancias de las instituciones sin fines de lucro, que hayan sido declaradas de interés nacional, aun cuando no acrediten personería jurídica otorgada en el país ni sede central en la República Argentina.

Algunas deducciones son aplicables en el área de agricultura, crianza de animales o pesca. 

 

Impuesto a la Ganancia Minima Presunta

Grava el activo en el país y en el exterior, valuado impositivamente, perteneciente a sujetos del impuesto. Los sujetos de este impuesto son, por un lado, las sociedades, asociaciones civiles, fundaciones, empresas unipersonales y las personas físicas titulares de inmuebles rurales, domiciliados en el país, y por el otro, los establecimientos estables en el país pertenecientes a personas físicas o jurídicas domiciliadas en el exterior: sucursal, empresa unipersonal, representación, oficina, taller, inmueble rural (aunque no se explote), mina, cantera, instalación para almacenaje, lugar fijo para adquirir mercadería, etc. (Bienes exentos: Aquellos producidos en Tierra del Fuego, aquellos afectados a la actividad minera, aquellos pertenecientes a entidades exentas en el impuesto a las ganancias, el valor de los bienes muebles amortizables de primer uso (excepto automóviles)y la inversión en mejoras de inmuebles ya sean estos situados en el país o en el exterior, entre otros)

 

Impuesto sobre los bienes personales

Grava los bienes personales existentes al 31 de diciembre de cada año en poder de los sujetos del impuesto. Este impuesto fue creado en 1991 por el término de 9 años, pero por sucesivas modificaciones se ha prorrogado su vigencia hasta el 31-12-2015. Tiene como sujeto a las personas físicas domiciliadas en el país por los bienes situados en el país o en el exterior; y a las personas físicas domiciliadas en el exterior por los bienes situados en el país. Este impuesto es similar al Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta en cuanto a los bienes gravados y en cuanto a la valuación de dichos bienes. La diferencia fundamental, además de los sujetos alcanzados, es que permite deducir un único pasivo. Se trata del valor de las hipotecas constituidas sobre la casa-habitación.  

 

Impuesto al Valor Agregado

Este impuesto grava:

• Las ventas de cosas muebles situadas en el territorio nacional

•Las obras, locaciones y prestaciones de servicios realizadas en el país

•Las importaciones definitivas de cosas muebles

•Las locaciones y prestaciones de servicios realizadas en el exterior cuya utilización se lleve a cabo en el país  

 

 

Sistema Tributario Argentino -AFIP-